Ministra de Medio Ambiente y Energía de Suiza: "En Chile hay un gran potencial para aumentar las energías renovables"

Doris Leuthard, de visita en Santiago, apuesta por elevar la cooperación entre ambos países en especial en el ámbito energético.

Juan Paulo Iglesias, "La Tercera", 31 de octubre del 2015

En 2010 Doris Leuthard fue presidenta de la Confederación Suiza. Hoy ocupa el cargo de ministra de Medio Ambiente, Transporte, Energía y Comunicaciones. Un amplio espectro de influencia que la trajo a Chile esta semana para reunirse con los titulares de Energía, Máximo Pacheco, y de Medio Ambiente, Pablo Badenier, con los que firmó dos convenios de cooperación. Además, vino acompañada de representantes de varias empresas suizas, algunas de las cuales ya están desarrollando proyectos en el país. Sin embargo, el desafío es seguir avanzando.

Usted firmó el jueves un convenio para colaborar en el ámbito de las energías renovables y el fortalecimiento de estrategias energéticas locales. ¿Qué se puede esperar de ese acuerdo?

Como Chile, también Suiza tiene una política energética a 2050 y trabajamos muy bien a nivel multilateral. Por eso, quisimos saber mejor qué cosas quieren cambiar aquí en Chile en temas de energía para colaborar en ese proceso. Estaba claro que el camino era más energías renovables y menos energías fósiles, como nosotros, y más eficiencia y menor consumo, también como nosotros. Si bien en Suiza no somos tan privilegiados como Chile con el sol y la geotermia, podemos ser útiles en el intercambio tecnológico.

El problema de las fuentes renovables es el costo en comparación con las centrales térmicas, por ejemplo. ¿Cómo se soluciona ese problema?

En Chile existe un potencial muy grande para aumentar las energías renovables, aunque es verdad que se necesita espacio para la energía solar, también para el viento, para la hidroelectricidad. El problema es ¿cuál es la alternativa? Yo creo que las energías fósiles no son el futuro. Ustedes ya tienen muchas ciudades con problemas de calidad del aire y esmog. Entonces, disminuir la cuota de las energías fósiles me parece también necesario desde un punto de vista social y ambiental. Si bien las energías renovables son limitadas es necesario desarrollarlas.

Ustedes impulsaron en Suiza la idea de las “ ciudades de energía”. Aquí se está trabajando en un proyecto similar en comunas como Vitacura y Temuco. ¿Cómo ha funcionado ese sistema?

La ciudad tiene una influencia muy grande en el consumo general de energía. No sirve que el gobierno central le diga lo que tiene que hacer. Es la ciudad la que debe hacer sus planes y proyectos concretos. Entonces, decidimos que cada ciudad se movilizara para genera su propia energía. El efecto es máximo. Además, hoy tenemos una cierta competencia en Suiza entre las ciudades de energía, porque la población se compara y compite por quien es más avanzado. Me parece un juego, una competición que es útil para todos.

¿Cuánto representa para la generación eléctrica total de Suiza?

Es difícil calcular, pero tenemos más de 400 ciudades de energía y cada año se suman 50 o 70 más.

Suiza decidió comenzar a apagar sus centrales nucleares, las que aportan cerca del 35% del total de su matriz energética. ¿Cómo esperan suplir esa energía?

No podemos hacerlo de un año para otro, pero decidimos que el riesgo de la energía nuclear era muy alto. Los costos, además, han subido porque hoy las medidas de seguridad son mayores que las que había antes de Fukushima. Por eso, decidimos que para el futuro ese no era nuestro modelo. Pero necesitamos tiempo. Tenemos todavía por delante 20 años antes de que se apaguen las centrales que aún están a disposición. Así que tenemos un poco de tiempo para invertir en las energías renovables. Y quizá tendremos que importante electricidad.

¿Incluso de plantas nucleares de Francia, por ejemplo?

Es posible, pero creo que esta es una buena solución para Suiza.

Usted también ocupa la cartera de Medio Ambiente. ¿Confía que se llegue a un acuerdo en la Conferencia Climática de París a fin de año?

Creo que tendremos un acuerdo en diciembre, aunque quizá todavía no con medidas que sean suficientes para limitar las emisiones al nivel que se necesita -esto hay que subrayarlo. Por ello, deberán venir en los próximos años más medidas.

¿Qué tipo de medidas? ¿Cree que es necesario seguir avanzando en tasas al carbono?

Sí, sería bueno. Pero cada país debe decidir por sí mismo. Yo creo que un mercado de carbono internacional sería justo. Si el carbono tiene un precio, eso sería bueno para las hidroeléctricas y las energías renovables.

Algunos advierten que mayores exigencias en ese ámbito podrían afectar aún más a una economía mundial que no atraviesa un buen momento. ¿Qué opina de eso?

Como usted dice, por el momento es muy difícil, pero ya tenemos mercados de carbono en Europa, en Corea del Sur. En Estados Unidos también comenzaron. Es un proceso. Es claro que el CO2 debe tener un precio, pero aún hay que desarrollar ese mercado. A mí me parece posible.

https://www.uvek.admin.ch/content/uvek/de/home/uvek/medien/interviews-und-stellungnahmen/interview-la-tercera-chile.html